Bienvenid@s

domingo, 4 de marzo de 2012

Una sorpresa Inesperada...


El Mágico Palacio de Cristal,allí, estaban invitados los miembros del equipo mágico,un lugar donde los brillos y los colores de la magia de las Hadas es sin duda,mas notable debido a su reflejo.La invitación llego a casa de Gabriel,la trajo un pequeño pajarito,que posado en la ventana del cuarto de Gabriela,espero a que se la cogieran,no podía dejarla allí, porque el Hada del Viento,hacia soplar el viento sin parar.Al día siguiente de recibir la notificación el equipo mágico,estaba preparado para el viaje.Una carroza de cristal,les esperaba a la entrada del bosque,Aurora,la miro sorprendida,y casi atraso el paso para que subiera primero Gabriela, la verdades que le daba un poco de miedo.Aquella carroza era toda de cristal,¡asi que imaginaros!.Mientras Gabriela disfrutaba del paseo y se sentía una autentica princesa de cuento,Aurora estaba muerta de miedo.

Al llegar, fue la primera en bajarse,tras de si dejo a las risas de Gabriel y Gabriela.Dos pequeñas hadas blancas,les esperaban,y les colocaron un colgante de cristal.Era una autorización para entrar dentro del Palacio,sin ella no podían estar allí, todo el mundo las llevaba.Boquiabiertos se quedaron los miembros del equipo mágico al entrar.
Todo de cristal de colores, brillos con formas de arco iris,y muchas hadas,en el pasillo principal había ventanales grandes que dejaban entrar la maravillosa luz del sol. Un increíble jardín exterior que era una autentica preciosidad,con infinidad de rosas de colores.
Tras cruzar el pasillo, detrás de una de las puertas,había una sala,de cristal verde clarito,una gran mesa y unas maravillosas sillas de cristal con cojines de colores en toda la estancia,el equipo mágico, estaba hechizado por el lugar.

De un rincón,salio el ¡Hada del Mundo de Cristal!.Era preciosa,tenia un maravilloso vestido de color blanco y plata, y su luz era muy muy mágica,se acerco al equipo mágico y les dio la bienvenida a su reino.
Seguidamente les invito al jardín.¡olia a rosas!,era increíble el perfume de todas aquellas flores.El hada les iba explicando lo que iban viendo y las clases de rosas que allí había,¡hasta rosas negras había!,en el centro cruzaba un riachuelo,y un lago,donde los peces de colores nadaban felices.Les enseño entonces un pequeño secreto de aquella agua,el Hada cogió una pequeña regadera,y cogió un poco de agua del riachuelo echándola en una de aquellas rosas,y...¡La rosa creció!,¡un riachuelo mágico!.

Llegaron a un lugar donde las rosas también estaban por el techo,tapando así el sol, y dejando una zona de descanso preciosa.Allí el Hada,se dirigió a Aurora y le dijo:
¡Tengo una sorpresa para ti!.
¿Para mi?,contesto la niña.Si,dijo el hada.
Sígueme en aquella casita,esta tu sorpresa.La expectación era máxima, y Aurora estaba muy nerviosa.Al entrar no vieron a nadie, ni tampoco se escuchaba nada,entonces la niña pregunto:
¿Donde esta mi sorpresa?.

De detrás de las flores salio ¡su gran amiga Amanda!.Amanda era una de las mejores amigas de Aurora,estaban siempre juntas hasta que llego el momento de trasladarse Aurora a vivir al campo, y conocer a su otra gran amiga,Gabriela. Al verse se pusieron tan contentas,que las dos lloraban abrazadas,y no era para menos,cerca de un año sin verse,y habían compartido muchos momentos juntas desde muy pequeñitas.Mientras Aurora se había ido a vivir al campo,Amanda tiempo después abandonaba también la ciudad,para irse a otra,y aunque seguían en contacto a través del teléfono y de cartas que se escribían continuamente,no se habían vuelto a ver.Así que el encuentro fue muy emotivo, y después de las presentaciones de Aurora,para dar a conocer a sus nuevos amigos,Gabriel y Gabriela, y explicarle un poco a Amanda de sus aventuras,se pusieron a tomar el te junto al Hada del Mundo de Cristal,a la cual agradecieron calurosamente aquel encuentro.

Se contaron muchas cosas, y prometieron verse mas a menudo, ahora serian tres amigas,Fue una tarde preciosa,pero como siempre, llego la hora de irse,y aunque un poco tristes,lo hicieron sin rechistar,había que volver a casa,así que nuevamente la carroza de cristal estaba preparada para el regreso del equipo mágico,pero esta vez Aurora ya se subió sin miedo.Se despidieron prometiendo volver a visitar el mundo de cristal,y el atardecer llego envolviéndolo todo de rojo y naranja, pudiendo todos disfrutar de aquella mágica tarde...

Aquella noche Aurora descanso feliz  y contenta  porque por fin había visto de nuevo a su gran amiga Amanda...

1 comentario:

GABRIEL RIVEROS dijo...

Un reencuentro muy esperado este de Aurora y Amanda. Un Equipo Mágico que crece a medida que los desafíos se vuelven mas difíciles.
Excelente...!!!